República de Panamá

Lunes, 24 de Septiembre de 2018 -

Presidencia de la República

Continuidad de Políticas Públicas dará trascendencia a la transformación Digital del Estado

Trascendencia, educación y la conectividad, son tres grandes áreas para que la modernización del Estado se logre a cabalidad, desarrollando servicios eficaces, eficientes y transparentes, pero sobre todo con un contacto directo entre el ciudadano y las entidades estatales. 

Así lo indicó el administrador general de la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental, ingeniero Irvin A. Halman, al participar como panelista en la presentación del análisis del Informe Perspectivas Económicas para América Latina 2018, presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá. 

La modernización del Estado, la eficacia, eficiencia y la transformación digital no se hacen en un periodo de Gobierno, es algo que los países desarrollados han logrado con continuidad de políticas públicas, sostuvo Halman al recalcar que se tienen grandes oportunidades en cuanto a las aspiraciones que tienen los ciudadanos influyentes sobre la gestión estatal y de descentralización municipal. 

Del Gobierno Digital salen los ahorros que permiten hacer mayores inversiones, destacó Halman al aseverar que se ha cuantificado que, sólo en ahorros con plataforma de usos compartidos y eficacia en la contratación pública de tecnología articulada, como lo recomienda la OCDE; por cada dólar de inversión que se hace presupuestariamente, se logran B/.5 dólares en retorno, sólo en ahorro interno. Es mucho más si se cuantifica el ahorro ciudadano en gestión, transporte, trámites, etcétera. 
Para el administrador de AIG, igual como lo menciona el informe, se debe continuar el trabajo en conjunto con el sector privado, para colocar más trámites en línea; lo que ayuda a la discrecionalidad y a la gestión de los procesos. La meta en este periodo de Gobierno son 450 trámites digitales, porque todavía tenemos 3 mil 700 trámites identificados que hay que poner en línea y automatizar, remarcó el Administrador de AIG. 

Para atender el tema de competitividad y reducción de la burocracia, estamos trabajando con el Departamento de Asuntos Económicos de Naciones Unidas (UNDESA) y participamos de acciones con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Más recientemente nos adherimos en 2017 a las recomendaciones de la OCDE en Gobierno Digital y estamos haciendo una revisión de pares, con el apoyo del Centro de Estudios Económicos, lo que nos permitirá una hoja de ruta, sobre lo ya avanzado estos años. 

Otro aspecto importante es la educación, tanto del ciudadano como del funcionario que atiende el servicio civil, tal cual lo presenta el Informe. 

Panamá ha demostrado en distintos índices como el de Information Readiness Index que en infraestructura tenemos intermedia-alta en comparación con países de la Región e inclusive a nivel mundial; pero el uso de esas plataformas es bajo, por la baja productividad en aprovechar esas plataformas disponibles. Hay que trabajar con el servidor público y el ciudadano en sacarle el mejor provecho a las infraestructuras que tenemos y que demandan las empresas y ahora con el Gobierno. 

En materia de conectividad hemos logrado duplicar el ancho de banda para la conexión a la Red Nacional de Internet gratuita, llegando a más del 80% de la población y hasta en áreas rurales y comarcales. En temas de pobreza, conectividad es una infraestructura básica, además de carreteras, electricidad, agua e Internet. 

Debemos potenciar la infraestructura para que Panamá pueda continuar participando en la economía digital y la Revolución Industrial 4.0, casualmente con un proyecto que estamos trabajando con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), para tener un centro de intercambio de Internet aprovechando los 7 cables de fibra óptica, un tema que el Presidente de la República ya firmó recientemente un decreto para que Panamá pude tener un canal digital y podamos dar servicio global, con menos latencia, para establecer más centros de datos y tráficos menos onerosos. 

“Si me preguntan a futuro, con quien hay que trabajar, yo creo que tenemos buena tecnología e infraestructura, pero hay que trabajar en la gente, sus perfiles y la educación”, concluyó Halman.