República de Panamá

Sábado, 25 de Marzo de 2017 -

Presidencia de la República

Panamá avanza 9 posiciones en el Índice Global de Competitividad 2012-2013 y acorta brecha con Chile

Histórico ascenso impulsado por iniciativas del sector público y privado...  

Panamá avanzó 9 posiciones en el Índice Global de Competitividad 2012-2013 -al pasar del escalón 49 al 40- lo que representa el mayor ascenso en este ranking desde que nuestro país empezó a ser medido por el Foro Económico Mundial en 2005.
 
“Es el avance más significativo que hemos tenido desde que Panamá es evaluado en este reporte”, informó el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, quien destacó el esfuerzo realizado por el Gobierno –en conjunto con la empresa privada- para alcanzar este logro que hoy nos mantiene por tercer año consecutivo como el país más competitivo de Centroamérica y el segundo en Latinoamérica.
 
El informe del 2012–que evalúa a 144 países- destaca los esfuerzos bajo la administración del Presidente Ricardo Martinelli en  áreas como infraestructura, salud, educación, mercado laboral, desarrollo del mercado financiero e innovación; ésta última con un avance de 27 puntos, al pasar de la posición 72 a la 45.
 
"Todos estos pilares repuntaron, en parte, gracias al efecto multiplicador que ha tenido el aumento significativo de la Inversión Extranjera Directa (IED) como impulsor de desarrollo del mercado y de la transferencia de tecnología", explicó Kristelle Getzler, jefa de la Secretaría de Asuntos Económicos y Competitividad de la Presidencia, y cuya oficina se encarga de coordinar con el resto de las instituciones del Estado las metas económicas y financieras que hoy se traducen en logros para beneficio del país y de los panameños.
 
El salto reportado en el pilar de Innovación -uno de los más fuertes que tiene el país dentro del ranking-  se atribuye a la ejecución de  programas y proyectos que realizan instituciones como la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) y la Autoridad para la Innovación Gubernamental (AIG), entre los que destacan: el uso de alta tecnología como parte del plan de modernización que impulsa el Gobierno y que le valió una mejora de 35 puntos, al pasar de la posición 46 a la 11;  además la labor realizada por el Sistema Nacional de Investigación que, en 2011, duplicó la cantidad de investigadores -507 en la actualidad- con el propósito de promover la investigación científica y tecnológica.
 
En lo que respecta a la eficiencia del mercado de bienes, Panamá subió 11 escalones al pasar de la posición 46 a la 35, impulsado por las políticas para la atracción de la IED, en donde ocupamos la posición 5 dentro de las 144 economías evaluadas.
 
En otras áreas como Infraestructura (pasó de la posición 38 a la 37), Desarrollo del mercado financiero (de la 27 a la 23) y Preparación tecnológica (de la 40 a la 36), Panamá ha reportado en informes anteriores un buen avance y este año no ha sido la excepción, con ascensos de entre uno a cuatro puntos.
 
Otro de los temas relevantes del informe es que ratifica el esfuerzo realizado por la administración Martinelli en pilares que tradicionalmente han sido calificados como débiles y que en este reporte han comenzado a mostrar una significativa mejoría con ascensos de hasta 10 puntos. Entre estos podemos mencionar:
 
•         Instituciones (pasamos de la posición 75 a la 69):   la mayoría de los componentes de este pilar mostraron mejores calificaciones que en el 2011,  lo que es reflejo del trabajo que se está realizando para mejorar la eficiencia de las instituciones de gobierno.

"Sabemos que aún nos queda mucho por delante, pero con esfuerzo y dedicación, poco a podo estamos viendo resultados de un trabajo que es a largo plazo", señaló Getzler.

Este pilar de Instituciones mide temas como transparencia, seguridad, confianza en el sistema policial, entre otros; además, se incorporó el componente servicios gubernamentales para mejorar el rendimiento del negocio, en el cual Panamá quedó en la posición 11. Es importante mencionar que a medida que se vayan completando los proyectos impulsados por la AIG y Registro Público como Panamá sin Papel, Interoperabilidad de la base de datos de distintas instituciones y Firma digital se evitará la discrecionalidad de funcionarios públicos y se desburocratizará el Estado mediante trámites electrónicos.

•         Salud y Educación Primaria (pasamos de la posición 79 a 69):  este pilar fue un reto y compromiso que el Gobierno adquirió –a través del Meduca-  para lograr que Panamá fuera evaluada de manera equitativa. Se actualizó la hard data y se le informó al Foro Económico Mundial  los avances en materia de educación y la inversión seria y responsable que se está haciendo para lograr una educación de mayor calidad.

“El trabajo en este pilar se vio reflejado ya que tuvimos mejoras en calidad de la educación primaria y  en la tasa neta de matrícula.  Poco a poco, las inversiones que se han hecho en proyectos como la Beca Universal, construcción de nuevas escuelas, entrega de útiles, bono escolar y capacitación docente, están mostrando resultados positivos. En el tema de salud también se mostraron avances,  específicamente en la reducción de  casos de enfermedades como Malaria y Tuberculosis”, explicó Getzler.

•         Educación Superior  y entrenamiento (pasamos de la posición 78 a 69): los esfuerzos que están realizando el Meduca y Senacyt ya están dando frutos. Panamá reportó mejoras en la calidad del sistema educativo nacional (de 131 a 112) y en calidad de la educación en ciencias y matemáticas ( de 134 a 125). Una  de las  mejoras más significativas la reflejó la calidad de las Escuelas de negocios (105 a 89). Sigue destacando el  programa  de acceso a Internet en las escuelas donde pasamos de la posición 56 a las 37.  Todo esto gracias a las constantes capacitaciones a los docentes del país, los  proyectos como la Red de Internet para Todos y las Infoplazas  que han aportado sustancialmente en el ascenso de estos indicadores.

“Lo importante –dijo el ministro Henríquez- es que el Gobierno está trabajando arduamente para revertir la tendencia en estos temas y estamos muy optimistas por el desempeño logrado y por mantener, en una posición ascendente, nuestros principales pilares”.

El ministro reiteró que este logro es resultado del trabajo coordinado entre el Gobierno y la empresa privada, a través del Centro Nacional de Competitividad y destacó que instituciones como el MEF, MICI, AIG, SENACYT, MEDUCA, INADEH, entre otras, han hecho una labor ejemplar para impulsar a Panamá y convertirlo en un referente en la región.

Finalmente, el informe deja claro que Panamá se mantiene como la segunda economía más competitiva de Latinoamérica, superado solo por Chile, al que se le ha acortado la brecha de 18 puntos que tenía en 2011, a 7 en 2012.

El índice de competitividad, que este año evaluó a 144 países, mide un conjunto de instituciones, políticas y factores que definen los niveles de prosperidad económica sostenible hoy y a mediano plazo. Este índice es ampliamente utilizado y citado en artículos académicos y un importante indicador dentro de los círculos empresariales.

Panamá avanzó 9 posiciones en el Índice Global de Competitividad 2012-2013 -al pasar del escalón 49 al 40- lo que representa el mayor ascenso en este ranking desde que nuestro país empezó a ser medido por el Foro Económico Mundial en 2005.

 
“Es el avance más significativo que hemos tenido desde que Panamá es evaluado en este reporte”, informó el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, quien destacó el esfuerzo realizado por el Gobierno –en conjunto con la empresa privada- para alcanzar este logro que hoy nos mantiene por tercer año consecutivo como el país más competitivo de Centroamérica y el segundo en Latinoamérica.
 
El informe del 2012–que evalúa a 144 países- destaca los esfuerzos bajo la administración del Presidente Ricardo Martinelli en  áreas como infraestructura, salud, educación, mercado laboral, desarrollo del mercado financiero e innovación; ésta última con un avance de 27 puntos, al pasar de la posición 72 a la 45.
 
"Todos estos pilares repuntaron, en parte, gracias al efecto multiplicador que ha tenido el aumento significativo de la Inversión Extranjera Directa (IED) como impulsor de desarrollo del mercado y de la transferencia de tecnología", explicó Kristelle Getzler, jefa de la Secretaría de Asuntos Económicos y Competitividad de la Presidencia, y cuya oficina se encarga de coordinar con el resto de las instituciones del Estado las metas económicas y financieras que hoy se traducen en logros para beneficio del país y de los panameños.
 
El salto reportado en el pilar de Innovación -uno de los más fuertes que tiene el país dentro del ranking-  se atribuye a la ejecución de  programas y proyectos que realizan instituciones como la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) y la Autoridad para la Innovación Gubernamental (AIG), entre los que destacan: el uso de alta tecnología como parte del plan de modernización que impulsa el Gobierno y que le valió una mejora de 35 puntos, al pasar de la posición 46 a la 11;  además la labor realizada por el Sistema Nacional de Investigación que, en 2011, duplicó la cantidad de investigadores -507 en la actualidad- con el propósito de promover la investigación científica y tecnológica.
 
En lo que respecta a la eficiencia del mercado de bienes, Panamá subió 11 escalones al pasar de la posición 46 a la 35, impulsado por las políticas para la atracción de la IED, en donde ocupamos la posición 5 dentro de las 144 economías evaluadas.
 
En otras áreas como Infraestructura (pasó de la posición 38 a la 37), Desarrollo del mercado financiero (de la 27 a la 23) y Preparación tecnológica (de la 40 a la 36), Panamá ha reportado en informes anteriores un buen avance y este año no ha sido la excepción, con ascensos de entre uno a cuatro puntos.
 
Otro de los temas relevantes del informe es que ratifica el esfuerzo realizado por la administración Martinelli en pilares que tradicionalmente han sido calificados como débiles y que en este reporte han comenzado a mostrar una significativa mejoría con ascensos de hasta 10 puntos. Entre estos podemos mencionar:
 
•         Instituciones (pasamos de la posición 75 a la 69):   la mayoría de los componentes de este pilar mostraron mejores calificaciones que en el 2011,  lo que es reflejo del trabajo que se está realizando para mejorar la eficiencia de las instituciones de gobierno.

"Sabemos que aún nos queda mucho por delante, pero con esfuerzo y dedicación, poco a podo estamos viendo resultados de un trabajo que es a largo plazo", señaló Getzler.

Este pilar de Instituciones mide temas como transparencia, seguridad, confianza en el sistema policial, entre otros; además, se incorporó el componente servicios gubernamentales para mejorar el rendimiento del negocio, en el cual Panamá quedó en la posición 11. Es importante mencionar que a medida que se vayan completando los proyectos impulsados por la AIG y Registro Público como Panamá sin Papel, Interoperabilidad de la base de datos de distintas instituciones y Firma digital se evitará la discrecionalidad de funcionarios públicos y se desburocratizará el Estado mediante trámites electrónicos.

•         Salud y Educación Primaria (pasamos de la posición 79 a 69):  este pilar fue un reto y compromiso que el Gobierno adquirió –a través del Meduca-  para lograr que Panamá fuera evaluada de manera equitativa. Se actualizó la hard data y se le informó al Foro Económico Mundial  los avances en materia de educación y la inversión seria y responsable que se está haciendo para lograr una educación de mayor calidad.

“El trabajo en este pilar se vio reflejado ya que tuvimos mejoras en calidad de la educación primaria y  en la tasa neta de matrícula.  Poco a poco, las inversiones que se han hecho en proyectos como la Beca Universal, construcción de nuevas escuelas, entrega de útiles, bono escolar y capacitación docente, están mostrando resultados positivos. En el tema de salud también se mostraron avances,  específicamente en la reducción de  casos de enfermedades como Malaria y Tuberculosis”, explicó Getzler.

•         Educación Superior  y entrenamiento (pasamos de la posición 78 a 69): los esfuerzos que están realizando el Meduca y Senacyt ya están dando frutos. Panamá reportó mejoras en la calidad del sistema educativo nacional (de 131 a 112) y en calidad de la educación en ciencias y matemáticas ( de 134 a 125). Una  de las  mejoras más significativas la reflejó la calidad de las Escuelas de negocios (105 a 89). Sigue destacando el  programa  de acceso a Internet en las escuelas donde pasamos de la posición 56 a las 37.  Todo esto gracias a las constantes capacitaciones a los docentes del país, los  proyectos como la Red de Internet para Todos y las Infoplazas  que han aportado sustancialmente en el ascenso de estos indicadores.

“Lo importante –dijo el ministro Henríquez- es que el Gobierno está trabajando arduamente para revertir la tendencia en estos temas y estamos muy optimistas por el desempeño logrado y por mantener, en una posición ascendente, nuestros principales pilares”.

El ministro reiteró que este logro es resultado del trabajo coordinado entre el Gobierno y la empresa privada, a través del Centro Nacional de Competitividad y destacó que instituciones como el MEF, MICI, AIG, SENACYT, MEDUCA, INADEH, entre otras, han hecho una labor ejemplar para impulsar a Panamá y convertirlo en un referente en la región.

Finalmente, el informe deja claro que Panamá se mantiene como la segunda economía más competitiva de Latinoamérica, superado solo por Chile, al que se le ha acortado la brecha de 18 puntos que tenía en 2011, a 7 en 2012.

El índice de competitividad, que este año evaluó a 144 países, mide un conjunto de instituciones, políticas y factores que definen los niveles de prosperidad económica sostenible hoy y a mediano plazo. Este índice es ampliamente utilizado y citado en artículos académicos y un importante indicador dentro de los círculos empresariales.